fbpx
Home > Cultura > ¿Cómo es ser zurdo en un mundo diestro?

¿Cómo es ser zurdo en un mundo diestro?

Hoy, 13 de agosto de conmemora el Día Internacional del Zurdo, en el cual se concientiza sobre las dificultades por las que atraviesan las personas que suelen realizar sus actividades cotidianas con la parte izquierda de su cuerpo.

Origen de la palabra “zurdo”

Seguramente has calificado una película de terror o un suceso atemorizante como algo siniestro. Pues en un comienzo, esta palabra se le atribuía a las personas que realizaban sus actividades con el izquierdo de su cuerpo, contrario a los diestros. La sociedad ha marginado a los zurdos, mientras que a los derechos les ha atribuido cualidades.

Mitos y verdades

En una entrevista realizada a la psicopedagoga Sofía Lalor del Instituto de Neurología Cognitiva explica que mientras un bebé crece dentro del útero, elige un lado, aun cuando el cerebro todavía no controla sus movimientos. También, esta elección puede depender de factores ambientales que colaboran con la elección.

Se estima que el porcentaje mundial de zurdos es del 10%, mientras que dentro de este porcentaje predomina el sexo masculino. Un factor a considerar es el hormonal, pues existe una gran diferencia entre el cerebro del hombre y el de la mujer, como las características cognitivas.

Mucho se ha escuchado sobre el mito sobre que las personas zurdas son más inteligentes. Pues no se ha comprobado hasta el momento una relación entre la inteligencia y la lateralidad.  Si bien es cierto que los dos hemisferios del cerebro participan en todas las actividades,  las personas zurdas, al dominar el derecho, contarán con mayor facilidad para desarrollar ciertas  habilidades.

¿Cómo vivir como zurdo  en un mundo de diestros?

Mariana, una estudiante queretana de nivel preparatoriano,  asegura que ser zurda no es algo que le molesta, pese a que conlleva dificultades. Comparte que en su escuela no hay bancas para estudiantes como ella, lo que hace incómodo poder sentarse de manera correcta o escribir. Sin embargo, ella afirma que hay ventajas, como en el ámbito de los deportes “como en tenis, porque la pelota se espera por un lado, pero si eres zurdo, al oponente le llegará inesperadamente por el lado contrario”.

En otras actividades, Mariana ha tenido que adaptarse. Ella toca el piano y la guitarra, y pese a que el piano no le significa problema alguno, al momento de tocar la guitarra ha sabido superar esta dificultad y tocarla como lo haría un diestro.

La estudiante comparte que dentro de la sociedad no es un tema relevante o que se trate mucho, pues rara vez sus allegados se percatan que utiliza más su lado izquierdo, y cuando alguien lo llega a ver solo comentan “ay, eres zurda, qué padre”.