fbpx
Home > Cultura > Qué es y cómo unirte al movimiento ‘Zero Waste’

Qué es y cómo unirte al movimiento ‘Zero Waste’

Zero Waste el nuevo movimiento

“Zero Waste” En estos días es más común toparnos con gente preocupada por el medio ambiente, que han comenzado, no solo a hacer conciencia sobre el problema que amenaza hoy, si no que han puesto manos a la obra y aplicado acciones en su día a día que aminoren su impacto en el planeta y disminuya su huella ambiental.

Instagram, youtube o twitter son algunas plataformas en donde personas de todas las edades, nacionalidades y clase social comparten tips, tiendas, restaurantes o actividades en pro de la ecología. Posiblemente hayas notado que en los hashtag que comentan hay un tal “#zerowaste”.

El Zero Waste, o en español, cero residuos, es un movimiento cuyo objetivo es reducir de manera importante los residuos que producimos a diario. Esto, va pegado con una filosofía que invita a reducir las pertenencias materiales para poder enfocarnos en las cosas importantes, en el presente y el ahora. Ser y no tener.

Para y por el ‘Zero Waste’

Si bien, este movimiento no es nuevo, y muchas personas han vivido de esta manera desde hace décadas, el movimiento comenzó a ser reconocido gracias a algunas personas. Entre ellas destaca Bea Johnson de origen francés, quien a través de libros y conferencias comparte como ella y su familia han adoptado este estilo de vida.

Bea recomienda tomar ciertas acciones específicas para poder hacer eficaz este movimiento y llevarlo a la práctica. Renueva la regla de las tres R’s (reducir, reciclar y reutilizar). Ahora serán: Refuse (rechazar lo que no necesitamos); Reduce (reducir lo que poseemos); Reuse (reutilizar lo que ya tenemos en lugar de consumir más); Recycle (reciclar y reparar con lo que ya contamos para sacarles un nuevo uso); y por último Rot (compostar materia orgánica o compostable).

Las acciones diarias van desde utilizar bolsas de tela para hacer la compra, cargar con un termo para evitar las botellas de plástico, comprar a granel; hasta utilizar pañales de tela, usar la copa menstrual, comprar en segunda mano, cambiar el auto por la bici o el transporte público y evitar comprar o consumir cualquier producto que contenga plástico.

Evidentemente se requiere de compromisos y sacrificios para lograr este propósito, no obstante, el planeta está gritando ayuda y no podemos quedarnos con los brazos cruzados. Hemos llegado a un momento crítico donde no hay pero que valga para comenzar a actuar.

Porque nuevos proyectos para tu beneficio pressrevista y en pressqueretaro