fbpx
Home > Salud > ¿Por qué sientes sueño y cansancio aun cuando has dormido 10 horas?

¿Por qué sientes sueño y cansancio aun cuando has dormido 10 horas?

Sueño y cansancio

¿Sueño? La mayoría de las personas han experimentado, por un determinado tiempo, cansancio o sueño que no se quita ni con 20 horas de siesta ni con cinco tasas de café. Pese a que no es algo por lo que deberías preocuparte, sí es anormal, y a continuación te diremos las razones y los posibles padecimientos que originan este estado.

La falta de energía con sensación de cansancio puede ser síntoma de un trabajo excesivo, falta de horas de sueño, no dormir bien, o los cambios de estación. Sí, el calor, el frío, las horas de luz, la época en la que nos situemos como vacaciones, días laborables, etc, influyen. A quienes afecta mayormente es a mujeres.

Pese a que pareciera que no es un tema delicado, cuando los síntomas son constantes y no se atiende de alguna forma, la persona con este problema puede colapsar y necesitar atención médica inmediata.

Los posibles padecimientos a los que te podrías estar enfrentando son la fatiga, la astenia o el síndrome de fatiga crónica.

La primera es la aparición adelantada de cansancio una vez que se inicia con alguna actividad física. Esto es un síntoma de la astenia, la cual conlleva una sensación subjetiva de incapacidad para realizar acciones habituales de la vida cotidiana. Además, podrías sentir otras cosas como tristeza, nulas ganas de hacer algo, dolor muscular, jaqueca, falta de concentración, sueño, pérdida de apetito o sensación de hambre.

Sueño y fatiga ¿por qué?

Por otro lado, el síndrome de la fatiga crónica es una enfermedad poco conocida, se distingue como un cansancio grave o un agotamiento que se presenta de manera prolongada, sin causa aparente. Por lo mismo, es complicado diagnosticarlo, sin embargo, si la fatiga dura más de seis meses, y se acompaña de dolores en axilas y cuello, hay pérdida de fuerza o trastornos del sueño, es necesario asistir con un especialista.

Entre las causas posibles se presenta la carga excesiva emocional, estar bajo presión constante, sueño insuficiente o una dieta no balanceada. Además, puede ser provocada por enfermedades infecciosas, cambios hormonales, enfermedades cardiacas, cáncer, anemia, insomnio o deshidratación.

Los complementos alimenticios como vitaminas y minerales contribuyen a desvanecer el problema. Del mismo modo ayuda tener una dieta balanceada, o tratamientos fitoterapeúticos a base de plantas.

La recomendación principal es acudir a un médico quién podrá orientarte en el diagnóstico y la solución.

Porque nuevos proyectos para tu beneficio pressrevista y en pressqueretaro