fbpx
Home > Gastronomía > La cerveza podría detener el envejecimiento

La cerveza podría detener el envejecimiento

Cada primer viernes de agosto, se festeja el Día Internacional de la Cerveza. Este año, será el 2 de agosto. La celebración de esta bebida fermentada tiene su origen en California, Estados Unidos.

La cerveza es una de las bebidas más antigua de la humanidad que data desde los sumerios en la Baja Mesopotamia, por el año 4.000 antes de Cristo.

Para elaborar esta bebida, se debe pasar por cuatro pasos, comenzando por el maltaje, donde el grano de cebada  se convierte en maltosa por medio de un proceso en que se calienta con el fin de que la semilla germine.

Consecutivamente se pasa por el braceaje. El grano se muele para dejarlo en infusión con agua caliente. Aquí, los fermentos de la malta y los azúcares se comienzan a disolver.

La siguiente fase es la lupulización, cuando llega el momento de hervir el filtrado en grandes proporciones  y se le agrega el lúpulo.

Por último, llega la fermentación, donde al líquido obtenido se le agrega levadura. Se fermenta a 30 grados si lo que se quiere es una cerveza  gaseosa; o a cuatro y cinco grados si se busca una cerveza más alcoholizada.

La cerveza no es solo una bebida para tomar en un bar o para refrescarse, también trae muchos beneficios a nuestra salud, como el hecho de que es un alimento bajo en grasa y nutritivo,  pues contiene carbohidratos, vitaminas del grupo B y minerales.

Contiene calcio, potasio, magnesio, vitamina B9 y fósforo, por lo tanto, previene el colesterol, la diabetes y enfermedades renales y mejora el sistema inmunológico al mejorar la respuesta inmune ante ciertos organismos.

Es un buen hidratante para el momento de la recuperación post ejercicio, por lo que es una buena opción para los deportistas. Además contiene propiedades antioxidantes, así que prolonga la vida.

No se debe de olvidar que esta bebida, al ser alcohólica, debe consumirse con moderación y conciencia.